Novedades

12 octubre 2016

Flux Pavilion destroza Bullshit ante un público entregado

Photo by Bullshit Club

Bullshit Club da un buen homenaje al Dubstep con el show de Flux Pavilion

Bilbao, 8 de octubre, al fin llegó la fecha que todos los amantes del dubstep del Norte estaban esperando. Siempre merece la pena desplazarse hasta Bilbao para disfrutar de las mágicas noches de sábado que se viven en Fever, pero esta era una de esas que se saben especiales antes de que tengan lugar. Tras confirmar los rumores hace poco menos de un mes, por fin pudimos disfrutar del gran Flux Pavilion en Bullshit Club y, como era de esperar, la noche no defraudó lo más mínimo.


Comenzamos la noche con un gran warm-up que, en este caso, corrió a cargo de The Invaders Go Eletronic, quienes repartieron temazos durante poco más de tres horas. La selección musical pasó por múltiples géneros musicales, empezando con techno y deep house y subiendo progresivamente el ritmo con los mejores temas de progressive house, bass, drum & bass o dubstep, sorprendiéndonos con temazos como X de Eagles & Butterflies, el ya mítico One de Swedish House Mafia, o remixes como el de Crankdat a otra joya como Unison de Porter Robinson, primer release de OWSLA y que cumplió 5 años recientemente. Además, destacaron guiños a artistas ya confirmados para los próximos meses como Mija y Dillon Francis, que en cuanto sonaron desataron la locura del personal que sobre las 2:00 comenzaba a llenar la sala.


Cuando acabó de sonar Starboy, el último tema de The Weeknd & Daft Punk, llegó el esperado turno de Flux Pavilion, que sintió desde el primer momento el calor de la gente bilbaína que se agolpaba en la sala. La sesión empezó con Cannonball, la última referencia del británico junto al canadiense Snails. Aquello no había hecho más que empezar. A esta le siguieron canciones propias como Bass Cannon, Never See the Light e International Anthem, Stampede su colaboración con Doctor P, su remix junto a Kill The Noise a Freeway y otros muchos temas como Like a Bitch de Zomboy, Not Butter de Dillon Francis o Recess de Skrillex, pero el momento cumbre de la noche fue sin duda el momento en que pinchó el que seguramente sea el tema que más se ha escuchado en Bullshit en los últimos años: I Can´t Stop, tanto en su versión original como el remix de Ekali. Algo verdaderamente apoteósico.


Cuando parecía que la sesión había llegado a su fin, Joshua decidió brindarnos una última canción, siendo la elegida su remix a Gold Dust de DJ Fresh y la gente lo agradeció dejándose el alma en la que sabían que sería su última canción. Los aplausos no cesaron hasta que no abandonó el escenario, para muy amablemente dedicar unos minutos a sus fans, no teniendo problema en sacarse fotos y charlar con aquellos que se acercaron a agradecerle su actuación.


A continuación Las Tea Party quedaron al mando de los platos y, tal y como era de suponer, dedicaron la siguiente hora y media a una sesión en la que, al igual que con The Invaders, destacó su capacidad para alternar temas de dubstep o trap  para acabar con hardstyle y drum & bass. Nosotros nos tuvimos que ir antes de lo que nos hubiera gustado, pero volveremos a Bullshit más pronto que tarde. Una vez más, BULLSHITAZO.


Crónica y fotos: Marcos Restegui. 
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: Flux Pavilion destroza Bullshit ante un público entregado Description: Flux Pavilion Bullshit Bilbao Rating: 5 Reviewed By: Adrián Oller