Novedades

07 julio 2016

EDP Beach Party vuelve a batir récords un año más


Por segundo año consecutivo el primer fin de semana de Julio teníamos la fecha marcada en rojo, Oporto nos llamaba y nosotros acudimos a su presencia. Si algo nos volvió a sorprender de EDP Beach Party fue la cantidad de público que accedía al recinto en las primeras horas. Acostumbrados a ver artistas pinchando prácticamente solos en alguno de los festivales patrios, siempre es de agradecer ver a varios miles de fans desde las 18:00 entregados al máximo. El viernes, el primer artista internacional que saltaba a la palestra era Jauz. El americano, que debutaba en Portugal, sorprendió a muchos, no así a muchos otros que ya sabemos como se las gasta el joven DJ. Con su característico Bass House por bandera, Jauz mezclaba sus temas más conocidos con otros no tanto, muchísimas IDs y tocando el Dubstep, Future Bass, Trap, y lo que se le pusiera por delante. En nuestra opinión una de las mejores sesiones del fin de semana, sobretodo por lo difícil que es "abrir el fuego" y más a las 20:00 y bajo un sol de justicia, y por lo bien que lo solventó el estadounidense.


A continuación era Kura quien cogía el relevo. El artista jugaba en casa y eso se notó desde el primer momento del set. La noche caía y los juegos de luces y pirotecnia eran más constantes, y Kura se aprovechó de esto y de las ganas del público de saltar en el recién comenzado festival para lanzar un set muy potente desde el minuto uno. Electro house de manual, del que en los festivales suena mucho mejor que en casa, y donde no faltaron sus tracks más recientes como 'Calavera' junto a Hardwell. Para cerrar, el artista nos presentó su nuevo lanzamiento, aún sin fecha oficial, junto al veterano Laidback Luke. Más tarde pudimos charlar más tranquilamente con el artista portugués, que nos transmitió su sorpresa y agradecimiento al público español.

Después de un aclamado Kura era el turno de Vicetone, los encargados de volver a templar el ambiente antes de uno de los platos fuertes de la noche, Nicky Romero. Como ya han hecho varias veces, saben como hacerle un warm up perfecto, y es que nada mejor que unos de los miembros asiduos de Protocol para este cometido. Progressive muy melódico, muchos vocales y hasta algo que in situ nos dejó algo perplejos, un track en colaboración de su predecesor en cabina. La comunicación entre ellos tuvo que ser clave para que decidieran que 'Let Me Feel' sonara durante la sesión de Vicetone.



Fue solo unos pocos temas después cuando el dueño y señor de Protocol Recordings hacía presencia en el escenario de un abarrotado Beach Party donde miles de fans le esperaban ansiosos. Comenzando con una intro en la que pudimos escuchar su último tema, 'Novell', acompañada de fuegos artificiales, comenzó una sesión de hora y media donde pudimos disfrutar de Nicky Romero en su totalidad. Un set como nos suele tener acostumbrados en el que quizá escuchamos menos progressive house y más big room y sonido comercial que de costumbre, pero que no defraudó a los que esperábamos para verle. Pudimos escuchar algunos de sus nuevos temas como 'Ready To Rumble', alguna que otra ID, varios de sus temas más conocidos como 'Legacy', 'Lighthouse', 'Warriors' o 'Harmony' y el esperado 'Circle of One' junto a Eva Simons que no pinchaba desde 2013.

Tras el set de Nicky, llegaba la hora de ir subiendo la temperatura en la pista con temas más cañeros y contundentes que fueran aclimatando a los fans para el apoteósico final de este primer día. Dicha misión fue llevada a cabo a la perfección por Blasterjaxx. Como ya sabréis, desde el año pasado Idir solo se dedica a la producción y no acude a las actuaciones por problemas de salud, por lo que Thom fue quien nos deleitó en directo con un set variado y muy energético. Además de los temas clásicos de los jaxx, también pudimos bailar y saltar con varios nuevos IDs que seguro que tienen gran recorrido durante la temporada de festivales de este verano.


Sin darnos apenas cuenta llegaban las 3 de la madrugada portuguesa y eso solo significaba una cosa, Yellow Claw estaba en la casa. Al igual que en la pasada edición, la formación holandesa fue quien puso fin por todo lo alto al primer día de festival, aunque este año un par de horas antes y con mayor cantidad de asistentes en la pista. Esta vez no pudimos disfrutar de Bizzey al micrófono, en su lugar MC Vi fue quien acompañó a Nizzle en la cabina. El set fue una bestialidad y estuvo cargado de los temas más míticos de la Barong Family y nuevos remixes que consiguieron hacer arder la pista, en la que la multitud parecía estar inmersa en un gigantesco pogo continuo. Otro aspecto a destacar fueron las magníficas visuales que iban apareciendo en las pantallas del escenario y que ayudaron notablemente a potenciar el impacto de los temas del dúo holandés.

Tras reponer fuerzas, hacer un poco de turismo por Oporto y comernos la correspondiente "francesinha" pusimos rumbo al segundo día de Beach Party. Nada más llegar fuimos dirigidos hacia la caseta de la radio Nova Era (organizadora del festival) donde nos hicieron una pequeña entrevista en directo. Fue entonces cuando vimos pasar por delante a unos de los artistas portugueses más conocidos, Karetus, que finalizaban en ese momento su set.


Tras ellos, continuaban las emociones fuertes y llegaba al stage el "capo" del Jungle Terror: Wiwek. No es sencillo dar con un sonido nuevo e innovador, y Wiwek lo hizo hace ya varios años, estilo que lleva alrededor del mundo con cada vez más adeptos. Las playas de Matosinhos no fueron menos, y el magnifico productor demostró su talento con una sesión de menos a más y repleta de sus mejores canciones ('Pop It', 'Rebels', 'Killa'...) mezcladas con otros éxitos del momento. Remarcar también las divertidas visuales del DJ, que apenas se apreciaron dada la hora de la actuación. Wiwek, que volvería a saltar al stage en el set de Vangelis & Wyman, se mostró también muy atento con la prensa, e incluso contestó a las preguntas de un periodista inesperado, un tal Laidback Luke...



Llegó el momento que muchos estábamos esperando. Tras compartir una amigable charla con los suecos más carismáticos en la parte de detrás del escenario, Dimitri Vangelis & Wyman se escondieron bajo la cabina para mostrarse al público en el momento en el que su nueva y épica intro alcanzaba los últimos compases antes del drop. Con un "Olá Portugal" consiguieron hacer enloquecer a los miles de asistentes que ya llenaban el recinto del festival portugués. Lo que presenciamos a continuación fue un repertorio de novedades y clásicos casi todos ellos en formato mashup que deleitaron hasta al último asistente al festival. Algo que nos llamó gratamente la atención es que era el tercer fin de semana consecutivo que veíamos a los suecos en directo y las tres sesiones fueron considerablemente distintas, algo que hoy en día es de agradecer y demuestra la calidad de estos artistas. No solo calidad a los platos, sino también calidad humana, ya que tras su set se pararon a hacerse fotos y charlar con todos los fans que allí nos encontrábamos, otro gran gesto reseñable.

Antes mencionábamos brevemente a Laidback Luke. Hay que señalar la naturalidad una vez más del holandés, artista que llego al recinto y al escenario una hora antes de su set, tiempo en el que se fotografió con fans, medios de prensa, e hizo sus propios vídeos de Dimitri Vangelis & Wyman, como si de uno más se tratara. Cuando empezó su show, esta improvisación detrás de la cabina vio su continuidad en improvisación en los platos. Como si de uno de sus 'Yearmix' se tratara, Luke mezcló a un ritmo trepidante una cantidad increíble de temas. Una sesión que también fue de menos a más y que pasó del Electro House de la primera media hora a... de todo un poco. Bass House, Trap, Progressive, Hardstyle y hasta una cumbia se atrevió a poner el veterano DJ. Una sesión muy dinámica y entretenida, con varios tracks que muchos llevábamos 6 años sin escuchar y con una técnica, una vez más, exquisita. No es nada nuevo pero se nota cuando Luke se deja llevar sin estar "atado" a las pretensiones de un gran festival, donde ha de hacer sonar sus 5 éxitos del año, 5 IDs, etc. El holandés deja demostrado que donde más cómodo se siente es cuando puede poner, absolutamente lo que le apetezca.


Para seguir con el aumento de bpms y de sonidos contundentes, uno de los duos más conocidos de la escena se disponía a contagiar al público con su sonido más mainstream. Jaleando al público a base de micro y drops, los holandeses W&W no dejaron ni un segundo de respiro. Sus remezclas a 'Sun Is Shining' y 'Don't Let Me Down', 'The Hum' o su próxima colaboración con su compatriota Hardwell fueron algunos de los temas que nos ofrecieron.

Tras la enérgica sesión de W&W hacía aparición en el escenario el plato principal del día y del fin de semana, Afrojack. Haciendo de entertainer durante los minutos de parón entre sesiones, por fin dio comienzo el set y la música volvió a sonar a máxima potencia. Con una intro especial cogió un buen ritmo y no lo dejó disminuir en ningún momento del set, animando a la gente con grandes clásicos como 'No Beef', 'Can't Stop Me' o 'Ten Feet Tall', o algunas de sus recientes novedades más alguna ID. Un colofón perfecto que dio paso al que iba a ser el cierre final de la edición.

Finalmente llegó el turno de Headhunterz, que en esta edición fue el encargado de cerrar el festival hasta el año que viene. El holandés nos sorprendió de primeras con su nuevo look nada más subirse al escenario, pero su set fue algo más predecible aunque de una gran calidad. En lineas generales su actuación se compuso principalmente de big room y electro house, sonando temas tan reconocibles como 'Kundalini', 'Once Again' o 'We Control The Sound'. Fue ya hacia el final del set cuando Heady comenzó a pinchar hardstyle con más continuidad, siendo su remix de 'Spaceman' el tema con el que se despidió de los fans portugueses, poniendo punto y final a esta vigorosa edición.


Una edición más que suma este gran festival al que acudió un mayor volumen de público que el año pasado, y en la que pudimos ver a mucha gente española, síntoma de un buen montaje y promoción del festival fuera de las fronteras nacionales.

Cabe destacar la perfecta organización del festival al que no pudimos ponerle ni una sola pega. Tanto el personal de la radio, como los artistas, como el público asistente aprobaron con sobresaliente, y eso es algo muy complicado de ver hoy en día. Un festival que desde Wololo Sound recomendamos encarecidamente y al que no faltaremos en su próxima edición.

Por último, solo nos queda agradecer encarecidamente a todo el personal de la organización por el trato exquisito y por hacernos sentir como si fuéramos de la casa, un gran placer que vio compensado el largo viaje hasta el festival.

¡Nos vemos en EDP Beach Party 2017!



  • Blogger Comments
  • Facebook Comments

0 comentarios:

Publicar un comentario

Item Reviewed: EDP Beach Party vuelve a batir récords un año más Description: EDP Beach Party vuelve a batir récords un año más. Radio Nova Era. Rating: 5 Reviewed By: Daniel Serrano Valmorisco